Amor de otoño eterno

(19/12/2005)

Saliste a ver el sol una mañana,
de la mano de hadas y gnomos;
sentada en el lago del olvido ,
bañada de estrellas y manzana.

Quisiste amar al cisne de tus sueños,
te falto el valor de volar con el por el inmenso mar del desconsuelo;
asi te encontre ,
de espaldas y en silencio

Me miraste,
como miran los jilgeros,
sin prisa pero sin pausa,
gritando en silencio.

Me diste tu mano,
y te saque a volar por tus infiernos.
Ahora esta tu cisne en la ventana,
y ya no lo buscas , aunque recuerdas sus paseos.

Salir a ver el pasto crecer entre tus dedos,
salir a ver unicornios y elfos,
y volver a ver tu rostro en el reflejo.

Aun sola y en silencio. Amor de otoño eterno