Ani

(22/05/2007)

Ani es el sol de las tardes de primavera , es la esencia del pino cuando se encuentra mas verde , es el color del cielo cuando se abre despues de la tormenta. Ella es el silencio despues del amor, es la cara alegre de la luna con sus hoyuelos de princesa.

Se sienta en la plaza, cuando cae la tarde, a mirar el espacio entre ella y sus sueños de adolescente enamorada. Y yo que no tengo mas razon que sus ojos para verla, me quedo embelesado a unos pocos metros sin decirle nada.
Ani es el calor de las manos de una madre, es la esperanza de encontrar el amor que te falta a la vuelta de la esquina. Se siente calida a la distancia, se percibe el aroma a esencias de su piel manzana.

Camina por las veredas del centro con su pelo suelto hasta la cintura y su cara inocente iluminada por la sonrisa mas hermosa que jamas haya visto.
Me tomo el tiempo para observarla , como camina, como se acerca , como se sienta, el modo en que mueve sus manos , el breve aleteo de su boca cuando canta muy despacio de alegria.

Ani es la razon de mi locura, el eslabon que falta para conocer el estado de mi piel. Tiene todo para ser amada y venerada. Es la reina por la que cualquiera moriria en batalla. Aunque esto implicara perderla para siempre.
Cada vez que pretendo ignorarla , su imagen vuelve con mas fuerza y me golpea, como si pretendiera despertarme de un largo sueño invernal.

Ani es la pimienta que le falta a mis dias grises, tiene todo y le falta mucho, tiene mucho y le falta todo.
Levanto la cabeza una vez mas para verla antes que caiga el sol y me voy. Me alejo en silencio sin decirle nada, como siempre, evitando arruinar el momento feliz de pretender protegerla del ogro malvado.

Ani es, sin saberlo, la princesa de mi cuento. Lastima que no pueda ser el principe soñado.