Dejarte

(18/09/2006)

Dejarte cuesta mares,
horrores,
cenicientas y magnolias de tarde de cafe.

Dejarte huele a miedo,
a esencia de mirra y te de frutas.

Dejarte sabe a mar,
a olas encrespadas,
a viento norte.

Dejarte me gusta ,
porque todavia puedo encontrarte mas.