El camino

(07/03/2007)

El camino esta alli como siempre; gris, humedo. Mirando a todos con su cara ingrata.
Sus bordes fosforescentes, las pequeñas matas de pasto esparcidas como ronchas y la lluvia tenue pero persistente.

El camino sabe, espera; conoce tus sentimientos mas oscuros, los mas ocultos y se impregna de ellos.
Refuerza su maldad alimentandose de las malas vibraciones que lo invaden.

Te deja entrar en él, transitarlo; pero es solo una treta para apoderarse de ti y de tus heridas.
El camino te habla muy despacio, te susurra suave al oido sus maldades, esperando que mas tarde las hagas realidad.

Se estrecha. Te roba el aire y te lo trueca por un ahogo gris y pegajoso. El pie se vuelve de plomo; y se recuesta violento en el acelerador. Te pide a gritos mas y mas y te hipnotiza.

El camino te invita a que apures tu marcha. Te lleva de paseo por un carrusel acelerado de tu vida.
Te inunda de imagenes abstractas, te acerca la sortija y te la saca.

No sirve de nada conocer su secreto, regodearse con la idea de gritarlo a cuatro vientos, como creyendo ser el unico en saberlo.

Conozco el camino , como muchos. Como todos los que aun estamos alli, pegados a él, que sonreia.
Que se partia a carcajadas cuando limpiaban su cara de los restos de mi auto.
Vaya si lo conozco ahora.