Es la brisa en tu piel

(15/11/2006)

Pasa el silencio en caravana,
por las gotas de plata de tus ojos;
pasa el tiempo entre los dos sin medirlo
y se escapa en las mañanas.

Un espacio aterrador
se ha instalado en tu ventana,
las hojas del otoño de no estar;
la lluvia de las horas
sin miradas.

El sol ya no es ardiente,
como tampoco los besos que dejabas;
cuesta salir a combatir,
los miedos sin palabras.

Las tardes de caricias marmoladas,
se agolpan en la escalera desolada;
el suave caminar de tus sandalias,
se pierde en el vacio de la estancia.

Se cierra la puerta a mis espaldas,
se apagan las luces y tu cara;
se muere en el letargo de la tarde
la risa campanilla en tu garganta.

Silencio;
mirarte desde lejos no me mata,
ahora puedo verte sin las trampas y aun asi....eres mi amada.

Es la brisa en tu piel la que me atrapa.