Juliana (sin el cielo)

(27/08/2003)

Serena casi eterna,
traviesa de jardin;
jugar a la rayuela e irse al cielo,
saltar el cinco , el ocho,
y pedir gancho.

Soñaba con subir hasta las nubes,
dejarse enamorar y ser amada,
cumplir el sueño eterno de la novia;
vestido y ramillete,
la gran torta.

El uno , dos, tres y la piedrita,
la mancha venenosa y las clases de guitarra;
ventanas al jardin y mañanitas,
la tia con masitas y las misas.

Juliana de otoño y pocas risas,
mas cerca del convento que la vida,
dejaste de soñar una mañana;
guardaste en los cajones las piedritas.

Juntaste muchas misas en tu alcoba,
prendiste mas velas que pasiones,
Juliana de malvones y hojarasca;
de prendas sin color y noches largas.

Y ahora en el ocaso es que recuerdas,
la niña que jugando a la rayuela,
un dia se olvido de alzar la piedra.

Juliana ya de invierno,
sin mancha y sin guitarra,
sin el un-dos-tres ,
y sin el cielo.