La casa

(06/01/2007)

No hay cuatro pasos. Hace tiempo que los cuento, cada vez que paso. No, no los hay.
Es una escalera o una media rampa; la verdad que no se distingue bien desde arriba del colectivo.
Esta en el frente de una casa vieja, una casa con cara.Y si, es raro. Tiene cara de mujer abandonada. De mujer despechada y con ganas de venganza.

Recostada en el paredon que la separa de la casa vecina, parece que me mira toda vez que paso.
Pero hoy...hoy tiene cara de Celina y son estos cuatro pasos los que me separaban de ella cuando pude decirle lo mucho que la quiero.
Y el paredon es la cobardia que me alejo de ella cuando mas queria acercarme.

Y vuelvo a mi casa que tambien me mira, sin cara de Celina, mas bien con cara de Soledad.