Llueve

(30/06/2007)

Llueve, una cortina de agua golpea la ventanilla del auto en la calle solitaria. El esta ahi sentado mirando a la ventana de la casa. En silencio , lleva horas asi.
Llueve, las gotas forman rios en su rostro adusto, comprimido, marcado por los golpes de la vida. La ventana con su luz amarillenta lo observa desde la otra vereda. Cada tanto rompe el silencio algun vehiculo que pasa cerca.
El hombre esta inmutable, rigido, casi frio , sin sentidos alertas. Sus manos inmovilizadas en sus piernas.Invadido por la ira, la desazon, el olvido, la tristeza y el odio. Todo un coctel explosivo lo recorre por la sangre.

Las horas pasan, el silencio se expande, el agua cae como cascada. Y la ventana aun esta alli. Y el hombre aun esta alli, callado, agobiado, con el alma expropiada de su cuerpo.
La ventana se quedo con ella, la ventana, el portal, el porche, y Adriana.
El auto comienza a moverse lentamente, arrastrado por el agua que ya corre como rio por la calle.

Se desplaza hacia abajo, hacia el rio que bordea la ciudad. El hombre sigue mirando a la ventana fijamente, y la ve. En el preciso instante que el agua lo arroja al vacio. La ve para sanarse y terminar con las horas de lluvia, ventana y frio.

Adriana , como el agua, finalmente lo liberaba.