Pupilas porcelanas(como el mendigo)

(16/08/2003)

Pupilas porcelanas,
muñeca de papel,
dias enteros de sol y poco barrio;
te vi pasar en el carruaje,
una tarde de abril casi de noche.

Sueños dorados,
anchos de poder,
espejo eterno en tu cuarto,
cabellos peinados en silencio.

Oscuridad de princesa,
me viste acercar;
a tu bello prado,
solo con mi bolso,
sucio y haragan.

Altanera y mas alla,
faisanes y pavos ,
un aguila real.

Extendiste las barreras,
el mendigo no puede pasar;
legiones de sirvientes
salieron a pelear.

Cae el bolso,
se abre a la mitad;
es tu cara princesa,
que ya comienza a llorar.

Se ha roto tu espejo,
tu pelo de paja se empieza a quebrar,
tus manos se rasgan,
tu rostro tan bello se torna infernal.

Lloraste desconsolada,
al borde del mar;
de que sirve ahora,
arrepentirse de todo mal.

No corras princesa,
no puedes escapar;
no corras , no importa;
porque el mendigo siempre,
te puede alcanzar.

Las miserias del alma,
debajo de la piel estan;
no importa tu encanto,
un dia saldran.

Si ves al mendigo,
no lo hagas apalear;
extiende tu mano,
te viene a salvar.

Si llego a tu puerta;
con solo mi andar,
no envies tus sirvientes,
mas dejame entrar.

Tal vez, como el mendigo,
te vengo a salvar...........
es tanto amor y tan mendigo.