Re-flejar

(06/12/2006)

Eran amores tan de vida eterna que sus caras evidenciaban lo siglos de caricias sin arrugas; y las sonrisas mostraban el blanco de sus intenciones a pleno sol.

Me dio verguenza, tanta, que decidi no querer a nadie mas.

Nadie quiere construir amores intrascendentes, a veces terminan asi por abandono; por olvido , por omision.

O por culpa.