Sacrilego (de ti)

(13/09/2003)

No es la falta de fe lo que me aterra,
es la ausencia infinita de tus ojos;
la paciente caminata de tu piel tan lejos mio.

La iglesia de ti ya no me cubre,
la indomita presencia de tus labios que no vibran,
la espera eterna de caricias que no llegan.

Subido a mi cruz te veo lejos,
de cada dolor , de cada lagrima que me atrapa;
ilumina tu vacio cada estrella,
no me deja revivir,
y mas me mata.

Fue el silencio o fue tu sol,
el amor de tus manos o tu miel;
llegar al fondo de ti;
ser carcelero de tus sensaciones.

Parado en el balcon de tus caderas,
mas cerca de Dios que en otro sitio,
inundando los labios de tu almendra;
sacrilego si ...............pero de ti.