Soledades (solo tenemos la espada)

(16/08/2003)

Soledades,
suma de ausencias infinitas;
expresiones oscuras de todos los sentidos.

Mirarte al espejo,
odiarte hasta querer arrancarte la piel;
no soportar ver tu imagen reflejada ,
cumulo de sensaciones que te atormentan cada dia mas.

Llegar al fondo del dolor,
esperar el minuto de inconciencia que te quite los
miedos eternamente,
olvidarte, caer en el sopor de la muerte eterna.

Viviste asi,
mas la vida de otros que la tuya;
absorviste la piel cambiada por los otros;
asimilaste sus desgracias.

Corrias por las calles descalza,
contra la lluvia negra que te dañaba la cara;
agujas calientes atravesaron tus palmas,
mas de una cruz que llevaste cargada.

Esperaste, y esperaste mas de lo esperado;
paso por tu puerta una noche la parca,
la dejaste entrar y juntas,
atormentaron los dias de otras gentes.

Y asi apareciste en mi ventana,
a buscarme una mañana,
con tu cara de muerte joven,
con tu tutor en la espalda.

Inutil el resistirme,
la muerte esta programada;
y fue en un par de segundos,
eones para los vivos,
que me contaste tu historia,
que no es un cuento de hadas.

Me miraste sin dolor,
bajaste fuerte la espada;
se violentaron los vientos,
se embravecieron las aguas.

Es hoy que vagamos juntos,
por las fronteras del tiempo;
ya no tenemos recuerdos,
solo tenemos la espada.

La espada, la cruz y el viento;
que van cosechando almas.

Y todo porque no quise,
amarte como deseabas.........