Te espero como siempre

(23/11/2006)

Amiga casi madre,
mañanas de largas caminatas
secretos compartidos,
la idea de tu partida me apuñala.

Amiga casi hermana,
las tardes de sol
que siempre me acompañan;
saberte en la distancia me desangra.

Amiga,
madre,
hermana,
todavia no te has ido
y ya se extrañan;
las tardes,
las mañanas,
y las palabras.


Amiga de dolores
y de sueños,
te espero como siempre en el sendero;
salgamos a correr
a pleno vuelo.